Migración, mitos vs. realidad

Migración, mitos vs. realidad

Columna escrita por Óscar Patricio Rojas Mesina, abogado.

La migración en Chile, sin lugar a dudas ha sido un fenómeno en alza en los últimos años, pero pese a los cambios en la población migrante, su número y motivaciones, Chile mantiene una normativa referente a migración descontextualizada, que responde a criterios de seguridad nacional y no a una perspectiva de Derechos Humanos.

Esto último ha significado que trabajadores migrantes y sus familias se encuentren muchas veces en una total desprotección, quedando en situación latente de vulneración de sus derechos por parte de privados, e incluso el mismo Estado. Esta situación contribuyó a la generación de innumerables mitos sobre la migración, que se reflejan en los medios de comunicación y en nuestro sistema político y burocrático. Estos mitos han generado a su vez estigmas sobre la migración, y también respecto a ciertas nacionalidades.

Con este panorama es que junto a la Fundación Fiedrich Ebert- Chile decidimos realizar un Manual que busca aclarar estos mitos, entregando una imagen más real de la migración en el Chile actual.

Si bien en el Manual abarcamos los distintos mitos que se encuentran en nuestra sociedad, especialmente en áreas como: educación, salud, vivienda, trabajo, delincuencia, etc. Para el caso de esta columna considero relevante dar a conocer que el cierre de fronteras no disminuye necesariamente la migración o bien como busca el proyecto de ley que actualmente se discute en el Congreso, el imponer mayores barreras no significa la disminución de la migración, sino que muchas veces conlleva la vulneración de derechos básicos de quienes migran.

La presencia de trabas de ingreso dificulta la decisión migratoria, pero los flujos migratorios no se detienen, pues las personas buscan nuevos destinos o nuevas formas de ingresar al país, en este último caso, contratando servicios de “coyotes” y entrando por pasos fronterizos no habilitados. Así es, como hemos tomado conocimiento de distintos casos de migrantes heridos en el norte de Chile por la activación de bombas antipersonales.

Un ejemplo latente de que este tipo de políticas no impide el ingreso de migrantes, es Estados Unidos, recordemos el ataque sufrido en septiembre de 2001 cuando se establecieron importantes restricciones al ingreso de migrantes en territorio estadounidense, pero los datos dan cuenta de que la inmigración no ha disminuido. Asi es como en el año 2000 había en Estados Unidos 34.814.053 migrantes, y en el año 2015 la cifra habría ascendido a 46.627.102.

Por lo anteriormente señalado, el llamado debe ser no solo a confrontar los mitos que rondan la migración, sino que también a generar políticas públicas que den cuenta del contexto actual mundial, la migración es parte de la humanidad, un muro o una normativa de seguridad nacional no frenará los sueños de una mejor vida de millones de migrantes y sus familias.

COMMENTS